Select your Top Menu from wp menus
header

La publicidad es información

La publicidad es información

Si le damos a la información algún valor (aun teniendo en cuenta que Internet la devalúa monetariamente), que la publicidad es información lo pone de manifiesto el hecho de que se llegue a pagar hasta 2 euros y medio para comprar el “Segunda mano“, un periódico en el que sólo hay publicidad. La cantinela de que la gente “rechaza mayoritariamente la publicidad” es falsa, como lo demuestran tantos y tantos servicios de suscripción para recibir publicidad (alguno de ellos incluso de pago), o el hecho de que la gente se lleve los catálogos de las tiendas (que en algunos casos también cuestan dinero).

O más sencillamente, el hecho incuestionable de que la mayoría de las campañas publicitarias incrementen las ventas de los artículos que se anuncian, o que la gente comente y adopte las modas impuestas por el último anuncio de televisión. Pues va a ser que no.

Una de las secciones más leídas de los diarios son los anuncios por palabras. La publicidad es parte de la oferta informativa de un medio de comunicación. Forma parte integrante, no es un añadido ni algo superpuesto. Un periódico sin publicidad sería mucho menos interesante, como lo sería la oferta de telebasura de cualquier cadena, cuyos espacios televisivos son peores que el peor de sus anuncios.